lunes, 28 de diciembre de 2015

Tristeza en una tarde de lluvia

La vida te envuelve y te destapa. Llega un día y simplemente se marcha justo antes de que abras los ojos una mañana más. La vida es ruin y mezquina, te quiere mas nunca lo dice porque si lo hiciera te estaría prometiendo una eternidad que no puede cumplir.
Es una pasajera de muchos trenes que nunca paran, debes saltar si deseas conocerla...y somos tantos los que nos quedamos en el andén de la estación observándola con miedo porque luce tan misteriosa, porque tiene esa luz que ciega y enamora, porque sonríe y el corazón se muere. Solo hay temor a no ser lo suficiente para esa hermosa mujer. Nos quedamos siendo espectadores de nuestra propia función y vemos como nos buscan por todo el escenario gritando nuestros nombres esperando a que salgamos a enfrentar nuestros temores.
A mi alrededor llueve de mil formas que nadie se atrevería jamás a contar; llueve en las aceras, en los tejados, en el océano...llueve en los ojos de las personas, en el interior de las casas, en los pasillos de un instituto. Cuando llueve tratamos de escondernos bajo las cornisas de los altos edificios esquivando las famosas goteras de las esquinas y es una metáfora tan simple...me recuerda a una niña escondiéndose bajo las sábanas rosas de su cama esperando a que tormenta de la boca de sus padres cese.
La lluvia es la más grande de las tristezas, el cielo llora.

Blue. @ElDiarioDeBlue




domingo, 27 de diciembre de 2015

Ana estoy a tus pies - Anorexia

*[La anorexia consiste en un trastorno de la conducta alimentaria que supone una pérdida de peso provocada por el propio enfermo. La anorexia se caracteriza por el temor a aumentar de peso, y por una percepción distorsionada y delirante del propio cuerpo que hace que el enfermo lo vea distorsionado aun cuando su peso se encuentra por debajo de lo recomendado. Por ello inicia una disminución progresiva del peso mediante ayunos y la reducción de la ingesta de alimentos.]*

Ana era su mejor amiga. Ana era tóxica. Y ella lo sabía pero estaba tan encandilada con su aparente hermosura que dejó que Ana, la consumiera.

Si ella le decía "Mírate, debes dejar de comer tanto chocolate." Ella casi por inercia, como si su vida dependiera de ello, dejaba de comerlo.

Poco a poco las ideas de Ana ocupaban espacio en su mente, expandiéndose, haciéndose más peligrosas por cada bocadillo tirado a la basura.

Un día, junto al espejo estaban ella y Ana...se preguntaba porque no podía ser así de bonita, porque llevando el mismo vestido, Ana lo lucía con más gracia.

Su mirada cayó a sus pies, de repente sintió una mano posarse en sus hombros.

Era Ana que la llamaba.

"—Confía en mi, haré de ti maravillas, serás justo como yo. Como tanto deseas ser, querida."

Sonriendo tomó su mano y se dirigieron al baño.

No sabe cuando la conoció ni como ocurrió pero se dio cuenta que haría cualquier cosa que Ana le pidiese porque estaba a sus pies.

-O-

Ella está asustada, no, aterrorizada. Malditos números.

Ana continúa con su preciosa figura y cada vez que la mira desea con más ansias ser como ella.

Está desolada...la gente murmura a sus espaldas, sabe que la critican y Ana no ayuda "¿Lo ves? No deberías haber desayunado ese vaso de leche, te ves terrible."

Tenía otras amigas pero últimamente la única que permanece constante a su lado es Ana.

Hace unas noches la incitó a conocer a otra chica, su nombre era ¿Mia?

No llegó a hacerlo, solo la vio parada frente a ella con sus definidos pómulos y con esas delicadas manos de largos dedos. No quería conocer a nadie más, no por el momento...suficiente con Ana y su insatisfacción.

-O-

"—¡Basta! ¡Sal de mi mente!" Ella gritaba sujetando con fuerza su cabeza y en un movimiento brusco, lanzó el peine al espejo, rompiéndolo en mil pedazos.

"—¿Qué me has hecho?" Lloraba, trataba de abrazarse a si misma para dejar de sentir ese frío infernal, pero su cuerpo ya no le daba el calor que ella, en esos momentos, tanto necesitaba.

Ana se sentó junto a ella y la miró con burla y lástima "—Yo no he hecho nada, querías ser como yo. Alégrate, lo has conseguido. Yo era el monstruo y tú la cegada por un concepto equivocado de belleza. No mentí, yo no te pedí que me siguieras...tu querías sentir tus huesos bajo una fina capa de piel.

Me idealizaste y me fijaste como objetivo final, tu meta.

Por fin la venda a caído de tus ojos y puedes ver con claridad el resultado del sacrificio tan grande que hiciste. Enhorabuena, querida."

Ana se esfumó, como si nunca hubiera existido, dejándola con ese aspecto demacrado...sola...como siempre estuvo desde que ella decidió pasarse por su vida.

-O-

Anorexia, no Ana, anorexia...eso le había dicho el psicólogo.

Su gran amiga era casi imparable, casi. Iba a demostrar que era más fuerte, que podía vencer a Ana.

Pero a veces...ella rozaba su vientre y por un segundo lo volvía a sentir gigante y recordaba que Ana y ella fueron amigas por tanto tiempo que perdió la cuenta...

Quiere tenerla, una última vez, situada en el reflejo del espejo para poder decirle, "—Ana, perdiste. Ahora quien cae eres tú y justo a mis pies".

Blue. @ElDiarioDeBlue



jueves, 17 de diciembre de 2015

Delirios

Contemplé la posibilidad de obviar el sentimiento. Traté de hacer callar a los demonios de las jaulas...pero aunque estén encerrados sus risas son cuchillos afilados rasgando hebras de hilo. No miré nunca atrás y nunca importó porque mis ojos no necesitaban observarte para tenerte presente ni escucharte para saber que dirías sin embargo yo necesitaba tu tacto, mi piel reclamaba tus caricias mas tú...siempre lejos.
Y los inviernos cada vez se hacen más fríos y ¿sabes algo? Antes los amaba como quizás te amaba a ti porque ya no sé si lo hago...es complicado y peligroso acercar mi frágil y descosida alma a tus brazos rotos de cristal.
Acabamos corrompidos, tú eras mi veneno dulce al paladar que ansiaba probar en cada instante
Y se obviaron los segundos y una vez muertos respiramos.

Blue. @ElDiarioDeBlue



Nací

Nací en una madrugada de Julio. Con el calor de los vientos del sur en mi nuca, erizando mi piel. Nací con la molesta arena pegada en la palma de las manos y el sabor salado en mis labios. Nací cuando la tormenta estaba por comenzar, nací justo en el ojo del huracán.
Nací cuando debía quedarme atrás a esperar por los inviernos que tanto amo pero decidí desobedecer, retar al destino y caer en brazos del verano.
Nací en un desierto lleno de esas plantas altas y con afilados pinchos, cactus. Nací un año del siglo pasado pero siempre me pregunto si vivir es lo que realmente hago o solo respiro el oxígeno de esta atmósfera que se contamina con nuestros malos humos.
Nací bajo el amparo de Cáncer, con la luz de la luna dándole un color pálido a mi cuerpo. Nací con esas ideas estúpidas de querer incondicionalmente a pesar de las cicatrices, nací siendo una débil humana en busca de fortaleza.
Nací un día que no tiene importancia, un número que algunos recuerdan cuando dan las doce y que otros olvidan entre vodka y whisky.
Nací y aquí estoy, buscando el camino correcto por donde pueda perderme más fácilmente, contando los minutos para encontrarte desconocido, mirando al cielo nocturno esperando inspiración.
Nací y después de tantos años sigo sin saber quién soy.

Blue. @ElDiarioDeBlue

Morfina

Debería quizás no dedicarte ni un minuto de mi tiempo. Debería dejar de tomar a tu recuerdo como la morfina para aliviar el dolor de corazón roto...pero nunca cura, nunca sana porque siempre consigues descoser los puntos, dejarlo abierto sobre la mesa de disección, analizando el foco de dolor y pulsando, fuerte y lento. Pulsando con cada pulsación, compás de una canción macabra. Y cuando decides aparecer por fin tus únicas palabras son reproches, y entonces me hundo en el mismo pozo que lleva tu nombre. Sin grito, sin eco, solo silencio. 

Blue. @ElDiarioDeBlue


domingo, 25 de octubre de 2015

Voz invisible

Viene una voz invisible bailando desde el horizonte. Roza, suave, las cumbsres del mundo. Peina despacio las nubes. Juega a inventar nuevas formas, a teñir el cielo de distintos colores...una vez, cuando estaba triste, creo a la lluvia. Cuán hermosa y sombría era.
Después tomó el naranja del otoño e inventó el atardecer. Cálido, lento, exquisito.
Voz errante sin rumbo fijo, plagiadora de los sueños todavía vivos. Cándida, oh, tan ilusa...
Ésta vida no es para ti. Demasiado corrompida, demasiado corta, con eternidades ensombrecidas por mentiras.
La luz simple de tus pupilas, que yo siempre imagino azules, estremece mi cuerpo. Ese olor a agua salina, mar que nunca termina.
Vas y vienes voz. Siempre bailando a mi alrededor.

Blue. @ElDiarioDeBlue



Princesas

Vives sumergida en tu fuego, en tu hielo.
En la burbuja invisible que te envuelve.
En el lugar donde deberías estar, pero no estás.
Respiras el humo de la oruga de Alicia,
sueles comer la manzana envenenada de Blanca,
duermes en la misma cama que durmió Aurora.
Y te rompes,
te rompes como el zapato de cristal...
Y lloras,
porque el corazón te duele.
Te peinas con ese pequeño tridente
los finos hilos del destino.
Y sueñas con ser princesa,
princesa de un cuento invisible.

Blue. @ElDiarioDeBlue


Amordazados

Personas muriendo por dentro,
gritando en silencios.
Nadie escucha hasta que la voz
se hace eco en calles desiertas.
Tratan de aclararse
en una realidad que los consume,
llenando cabezas de vacío
evitando que se alcen.
Pájaros enjaulados
que cantan un himno sin letra…
Desaparecerán entre los humos
de los grandes egos.
Narcisistas buscando el poder,
y temíamos de tiranos despiadados
cuando nosotros sentimos
a través de plásticos
para evitar el contagio
de eso a lo que tus abuelos
llamaban amor.
Tratamos de romper un muro
más fuerte, más alto, más sólido
que el de Berlín
pero al segundo aviso desistimos,
por miedo a más dolor.
Golpeando hasta hacer sangrar
heridas que empezaban a cicatrizar.
Nos gusta ser don nadies.
Nos gusta que nos callen.
Nos gusta vivir
en una burbuja de conformidad
rodeada de espinas.

Blue. @ElDiarioDeBlue


Vivir

Efímero es vivir. Un bostezo ocasional, el despertar de un recién nacido. 
Vivir es morir con mil recuerdos. Es relativo...a veces tortura, otras privilegio. Vivir es sentir el viento en tus mejillas y llenar tus pulmones de aire.
Vivir es una carrera con una meta final oscura e indefinida. Tiene muchos caminos, atajos, callejones sin salida.
Vivir significa ser valiente y arriesgar...hasta para dejar de ser y convertirse en polvo.
Vivir será siempre nuestra cadena anclada al tobillo.
Vivir implica al amor y al dolor en una misma frase.
Vivir es una paradoja, un cuento con un final siempre triste.
Vivir es morir con mil recuerdos.
Es no querer partir jamás.
Es sentir miedo y escalofríos.
Es besar y golpear.
Vivir es un libro abierto...con un número definido de hojas, blancas, siempre blancas.
Vivir es sostener con tu mano una pluma y empezar a escribir una historia.

Blue. @ElDiarioDeBlue




Simpleza

Me gusta la simpleza. La mezcla indefinida de la buena música y café. Las luces de las farolas solitarias en campos perdidos de algún pueblo abandonado.

Me gustaban las palabras que predicaba contra mi piel aquellas noches donde todo se volvía incierto.

Me gusta la sencillez del mundo cada vez que lo toca y una vez más, me gusta mirar como sus ojos se pierden buscando formas en las nubes.

Algo tan simple y maravilloso como desear volver a cruzar de la mano los lugares donde se escondía el descaro.

Emprendí un camino sin retorno en busca de lo que ya no puedo tener.

Nunca quise admitirlo pero era...la necedad que tanto amaba dentro de este mundo complejo, la promesa de libertad sin duda.

Blue. @ElDiarioDeBlue









miércoles, 9 de septiembre de 2015

Metáfora del escritor

''Después de tanto tiempo apareces.
No sé como sentirme.
No recuerdo a que sabía besarte.''


Después de tanto tiempo de perderte en mi memoria, de mirar mis manos esperando que se movieran solas. Después de alejar mi mente de tu luz atrayente. Después de sufrir la condena de no sentirte...hoy vuelves a mi.

Te recibiré con los brazos abiertos y un montón de papeles vírgenes por el suelo. Haré que vuelvas a susurrar mi nombre en las noches buscando el frío del cual carece el verano.

Acaríciame mi dulce musa mientras mis ojos caen rendidos a Morfeo. Bésame despacio y olvida que un día fuimos olvidados. Mañana al despertar dime lento que me espiabas indagando en mi cuerpo.

Ya he caído por tus palabras otras noches, no tengo miedo a que desabroches el último botón de estos encajes. No tengo miedo a que las telas se empañen con sonidos que los niños no entienden.

No tengo miedo a sentirte. Nunca temí amarte.

Mi anhelo eres tú, hoy y siempre.

Blue. @ElDiarioDeBlue


lunes, 17 de agosto de 2015

Amor del siglo XXI

Enamorarse es un proceso...extraño por lo que me han contado. Tu corazón se acelera y las manos te tiemblan. Balbuceas y tus pensamientos no son del todo correctos.
Dejas que un extraño sostenga tu vida en sus manos y realmente no te importa si en algún momento le place romperlo...porque tú solo quieres que lo tenga cerca, solo eso.

A veces quema, otras abrasa y no es lo mismo.

Recuerdo como mi abuelo me decía: ''¿Conoces el infierno?''

Y yo siempre le respondía lo mismo: ''No.''

Él terminaba la conversación con una frase que jamás olvidaré: ''Pues no te enamores o estarás en él.''

Trataba de reprenderlo, de hacerle entender que el amor era algo ''bonito, bueno...verdadero'' pero él lo negaba y decía: ''Sí pequeña pero también es veneno y como tal es amargo y mortal. Cuando estás enamorado estás en el infierno pero te sientes en el cielo hasta que te lanzan sin piedad a las llamas del fuego eterno''. Fue un buen hombre...un buen hombre enamorado de una muerta.

Mi atención siempre ha sido captada por las historias de amor, aunque yo no haya sido participe de ninguna. Es gracioso ver como alguien sufre de amor, como se tortura en ir o no a hablar con él o ella, cuando simplemente puede robarle un beso y en algunos casos llevarse una cachetada de regalo.

Si quieres a alguien ¿por qué no decírselo? Querer no es malo, ser avaricioso es malo.

Vivimos en la generación tecnológica donde un beso se envía no se da, donde todo es tan artificial que tan solo el roce de las manos provoca una corriente eléctrica de emociones que no se puede sentir de otra manera.


Ahora los chicos buscan sexo y las chicas músculos. No todos pero la gran mayoría. Ya no queda eso de te sonrío, tú me miras y yo aparto la mirada o lo meloso que sonaba el: ''Cuelga tú. No tú.''. Eso murió junto con lo que parecen ser nuestros corazones puesto que ahora están sustituidos por preciosos macs de Apple.

No sé si el amor verdadero volverá o se asusto tanto de nosotros que decidió marcharse para siempre aunque eso sea demasiado tiempo.
Este es el avance en el amor damas y caballeros.

''No me regales rosas,
no me llames amor
mejor apártate
y tráeme el cargador.''
Blue. @ElDiarioDeBlue












viernes, 7 de agosto de 2015

Mi baño y su caja de cristal

Sueles encerrarte en el baño y mirar al espejo haciéndote la fuerte, evitando las lágrimas que queman  tus ojos. Observas a tu reflejo, lo observas arrancado tu corazón del cuerpo, observas como separa alma y cuerpo. Observas. Duele pero siempre lo niegas y te mientes. Y solo sigues "observando".

Era fácil engañar a personas que no importaban...

Ni siquiera sus palabras pueden hacer que te sientas un poco más querida. ¿Qué es esto? ¿Un juego macabro de algún perturbado?

Te sueles encerrar en el baño...aparentas ser fuerte pero el mundo vive a tus espaldas. El espejo sabe como mientes, tú parecer ausente.

Finges que no te importa pero cuando las puertas se abren siempre sales corriendo con una mano tapando tus labios.

Es fácil cuando nadie mira, es sencillo cuando estás sola...un pequeño círculo de dolor personal.

Suelo encerrarme en el baño hasta el momento en que alguien grita mi nombre, miro al espejo por última vez y ella sonríe macabramente...¿Quién se hace más daño? Trato de contener las lágrimas hasta que esté segura, refugiada entre unas cuantas sábanas.

Puedo ver gracias a el último atisbo de luz artificial como se extirpa el corazón guardándolo en una bonita caja de cristal.

Duele.

Blue. @ElDiarioDeBlue



Cansada

Estoy cansada. Una sensación de rotura me acompaña en cada paso; se escucha a la tela siendo rasgada.

Soy un paraguas invisible, estoy ahí pero nunca cumplo mi función. Nunca sirvo para lo que debería. Prefiero llegar mojada a casa después de cada tormenta que resguardarme de ellas cuando siempre hablo de lo que amo a la lluvia. Yo no la traicionaré.

Estoy cansada. Llorar se vuelve el detonante de cada discusión porque tú no entiendes que está mal conmigo, gritas furioso que me quieres pero no da esa sensación.  No impongas tu amor. Siempre terminan podridos por dentro de celos.

Estoy cansada. Las estrellas me parecen una pintura de algún gran dios o tal vez la luna un día se aburrió de jugar sola y las creo, y a veces las lanza y las vuelve fugaces.

Estoy cansada. La música está muy alta, la letra trata de romperme el corazón pero este se ha quedado sordo, ya no siente. Lo dejé durmiendo todo un mes de diciembre y en abril se despierta con hambre. Va buscando emociones que lo llenen. Lejos de mi, yo ya no puedo darle su mayor dulce. Me robaron la última cesta de besos en una de esas calles donde solía perderme.

Estoy cansada. Es fácil enfadarse...dar la vuelta y abrazar a un extraño una vez más. Su espalda es fuerte...sabe como frenarme. Mis manos nunca pueden sostener figuritas de cristal...nunca pudieron sostener tu cuerpo. Eras hierro y yo el saco de paja. ¿Quién era más valioso? ¿Quién pesaba menos?

Estoy cansada. Hoy lo entiendo.

La rutina pidió una orden de alejamiento a la aventura. En el sofá una pelea entre mi cerebro y el corazón. El mando cae al suelo y es recogido por la ilusión. Soy una espectadora en mi interior, las emociones gobiernan el salón. Y vuelvo a mi lugar, ese rincón, donde puedo esconderme esperando que la oscuridad termine de tragarme.

El sol me despierta una mañana más.

Estoy cansada.

Algo late en mi pecho.

Alguien reclama ser escuchado.

Enciendo el piloto automático.

"Deposite su mensaje después de la señal. ¡Piii!"
》No dejes de hablar por el resto de las noches, nunca olvides sonreír cuando te traigan el desayuno a la cama. Baila con ella hasta que le duelan los pies, si está así vestida es por ti. Sujeta su mano en la calle y también dentro de vuestra casa. Recuerda amar con el alma y en invierno pon excusas para abrazarla. Ella acariciará tu cara y se perderá en los ojos que la enamoraron.
Perdona si esto es extenso...solo quería decirte que lo siento. Siento haber cerrado los ojos y contenido el aliento, solo estaba cansada.
Tan cansada de vivir a tu lado sin que fuera cierto.《

Blue. @ElDiarioDeBlue 


Una bestia llamada Depresión

No importa quien seas o lo que pretendas ser,  la depresión está en cada cuerpo encerrada con tus peores demonios, esos a los que tú no les abres la jaula sino que ellos mismos rompen las rejas.

La depresión es amiga de la soledad y el "estoy bien", te come desde dentro hasta que un día te golpea y empiezan a aparecer las cicatrices, las ojeras, la desgana.

Es una vida ahogada porque ese es el sentimiento: ahogado, exhausta. Es ver respirar al resto, y tú estar muriendo sin aire. Tratando de llenar unos pulmones que rechazan oxígeno.

Créeme...una vez que las bestias han sido liberadas,  que han aprendido como aflojar los barrotes sin hacer ruido...siempre vuelven, siempre. Acechando, esperando al dolor para dar paso a su presencia, esperando un pequeño terremoto que fisure el muro de "paz" que tanto te costó construir años atrás.

La depresión se lo roba todo...amigos, familiares, sonrisas, educación. A ti misma.
Sí, roba tu existencia...sin medir palabra, sin porqués...todo tan confuso como el poeta frustrado.

Es un sentimiento de vacío y angustia.

Es ese momento en el que te planteas vivir pero tienes más voluntad para caer; Los frívolos lo llamarán gravedad.

Tan solo recuerda, no importa quien seas o pretendas ser, la depresión es una bestia que no tiene dueño que la domestique ni jaula en donde pueda ser encerrada para siempre.

Blue. @ElDiarioDeBlue


jueves, 30 de julio de 2015

1.¿Qué echas de menos?

¿Qué echas de menos? -Anónimo

Las cosquillas...hundir mi dedo en su hoyuelo. Que me diera vueltas sin parar por la habitación, las risas, las escondidas, los secretos que dolían incluso. Ese algo que se perdió. 
Ahora solo es mirarlo a los ojos y apartar la mirada porque no puedo sostener la suya. Porque duele. 
Esa incapacidad que tengo de decirle esas tres simples palabras: ''Te quiero, papá.'' Porque escuecen en la boca y producen llagas y aun así, aunque me quemen los labios, soy incapaz de pronunciarlas.
Eso echo de menos...quererlo.

Blue. @ElDiarioDeBlue

miércoles, 29 de julio de 2015

Ventana

Mis dedos son como zapatos de claqué que marcan el compás de mis pulsaciones y da origen a un pequeño borrador que pronto olvidaré:
Casualmente me vuelvo poética y pienso cosas que no debería. Trastorno mi mente y la inundo de pensamientos apasionados y desconsolados que caen por mi mejilla en forma de lágrimas saladas que hidratan mi piel herida de tantas batallas sin victoria. A veces veo el mundo de diferentes tonalidades. Supongo que mis ojos cambian a través de mi alma, que encerrada, desea liberarse a través de sensaciones que me recuerdan a algún color oculto de una paleta olvidada. Yo no pienso en palabras sino en matices. Mi mente se nubla y da lugar a chocantes imágenes que me hacen pensar si realmente estoy loca o no.
Me levanto cuidadosamente del colchón en el que duermo mientras la madera cruje como si se hiciera pedazos cada vez que la piso. Todo ha sido una pesadilla, espero. Echo a un lado las cortinas dejando que una luz tenue ilumine mi cuerpo desnudo y frío. Mi corazón ya no late, solo llora lágrimas de sangre que me mantienen con vida. Presto atención al paisaje, en él veo como el viento azota las ramas de un árbol con fuerza, como si se tratara de una especie de condena sin escapatoria. Las hojas caen simultáneamente que lo hacen mis llantos y me recuerda que es otoño. Hoy el panorama es idéntico que anteriormente. Se llama ventana o eso dice el resto. Yo lo veo como un cuadro, una ilusión creada por un artista desconocido. Quizás aquel genio fue famoso, tuviera familia o simplemente estaba solo en el mundo y decidía observar las vidas de los demás a través de un lienzo inexistente. Hoy en día esta obra maestra la poseen muchas personas en sus respectivos hogares. Cambia constantemente según dónde lo coloques, el día, los humanos y más cosas que normalmente no significan nada para los demás. A mí me parece mágico. Pero la magia se agota y todo me parece igual, mi vida se vuelve en un libro donde podemos averiguar qué acontecimientos ocurrirán en el futuro fácilmente.


(By @stardust_human)
Blue. @ElDiarioDeBlue




lunes, 20 de julio de 2015

She Can't Fly ( Sinopsis)

Nuevo libro. - She Can't Fly -

Disponible en Wattpad.

Autora: Blue. @ElDiarioDeBlue

http://www.wattpad.com/story/27112263-she-can%27t-fly 

Lo comenzaré cuando consiga un poco de tiempo, pero gracias por leer esto, espero que os guste. 
Un cálido abrazo, Blue.


-------------- Introducción. -------------


Una chica, Diana, tiene una vida vacía desde la muerte de su madre.
A partir de ese momento siente una presencia junto a ella en cada momento.
Se matricula en un nuevo instituto en Portland donde conoce a Ahisa, su nueva mejor amiga.
Diana se siente sola,desamparada hasta que ''casualmente'' se topa con él.
Zayn Malik, el tipo raro y caliente de sus clases de literatura. Un imprevisto hace que acaben sentados juntos, lo que hace las clases mucho más interesantes y raras.
Ella no lo conoce, él a ella sí.
Una oleada de situaciones extrañas comienzan a suceder en el momento que Diana conecta sus ojos con los de Zayn.
Ella no recuerda conocerlo, él sí.
Los labios son el pecado que tiene prohibido Zayn y a medida que se va acercando más a ella los impulsos de probarlos y pecar son mayores.
Eventualmente llega Harry, un desconocido que encandila a Diana, el mejor amigo de Zayn. Será quien de el primer paso hacia la muerte y la penitencia, quien cometa el pecado.
Pero si no amas...no temas.
Todos tenemos secretos que escondemos bajo la almohada.
Diana ata cabos, enlaza todo lo que le va ocurriendo. Esa palabra que tanto utilizan para nombrarla ángel.
Pero ella es humana, hija de dos protectores.
Por supuesto, ella es humana.

Ellos, no tanto.


-----------------------------------------------------------------Espero que os guste de verdad. Todos sois maravillosos, gracias por ser parte de mis lectores, sin vosotros yo no sería nada. 
Un fuerte abrazo, os quiere, Blue.


SCF 1. Un Nuevo Comienzo




Capítulo 1 Un Nuevo Comienzo



 
//Por favor, lee la nota final, gracias. Disfruta. <3//


4 de Diciembre de 2013 – Londres


El cielo está triste...el cielo llora. Conmigo. Por ella.

Sigo sentada en el césped mojado con mi vestido negro mirando esa piedra que simboliza la muerte. Las gotas de lluvia camuflan mis lágrimas...duele...tanto.

Mi padre ha tratado de alejarme de allí alrededor de cinco veces, al parecer se cansó de intentarlo. No sé que hora es, si es de noche o de día, si el cementerio está a punto de cerrar o permanecerá abierto unas horas más.

Mi padre se vuelve a acercar a mí -por sexta vez-, sujeta un paraguas para protegerse de la tormenta. Me mira con esos ojos rojos llenos de tristeza, yo lo miro a él con estos vacíos.

Estamos rotos y él lo sabe, se fue de nuestras vidas la mismísima vida.

Derrotado, sabiendo que no me moveré, suspira y -para mi sorpresa- cierra el paraguas y se sienta a mi lado.

Me abraza y sé que no busca calor...si no consuelo.

Después de ¿unos minutos?¿segundos? ¿horas? Carraspea y se levanta.

–Diana...debemos irnos,enfermarás si sigues expuesta a la lluvia de esta forma.

–Tú también estás expuesto.–Mi voz salé ronca por su falta de utilización en las últimas veinticuatro horas.

–Diana...

Pero Diana ya no está disponible, se perdió en el limbo, en ese dolor de no saber hacia donde ir porque el guía se marchó dejándola sola.

–Si piensas que te dejaré aquí, en este estado. Estás muy equivocada jovencita. –Yes esa última palabra que termina de quebrar todo mi ser. Me levanto con velocidad como si el suelo quemara y me lanzo a los brazos de mi padre llorando desconsoladamente.

–Shhh, ya pequeña, ya. –besa mi cabeza– Todo va a estar bien, todo saldrá bien... –Repite tratando de convencernos a los dos.

Muy a mi pesar camino, con el brazo de mi padre rodeando mis hombros, a la salida. Despidiéndome en silencio y para siempre de la que fue el pilar de mi vida.

''Adiós mamá...''




18 de Junio de 2014 – Londres ''New London Collage''


El timbre suena dando por finalizado todo un año de horrores. Vacaciones de verano, al fin.Recojo las pocas cosas que tenía en mi mesa y voy saliendo, dejando atrás el sufrimiento de los últimos cinco meses entre esas cuatro paredes.

En la salida veo a Eve, mi mejor amiga, hablar con mi padre. Al llegar les doy un abrazo a ambos. Me informan de que Eve se quedará a comer.,

El trayecto a casa se basa en algunas conversaciones por parte de mi amiga y mi padre ya que yo sigo con un ánimo de mierda como más de una vez lo había catalogado Eve.

Al llegar me dirijo con ella ami habitación donde tiramos las mochilas a un lado y nos tumbamos en la cama mirando el techo.

–Entonces... – Comienza –¿te irás?

Suspiré. –Sí...la tía Rosie insistió en que nos mudáramos con ella y yo necesito largarme de aquí...cambiar de aires.

–No nos volveremos a ver...–La miré.

–Es lo más probable...tranquila, estarás bien sin mí... –Forcé una sonrisa,lo que menos quería era que se sintiera mal. Nunca fuimos como las mejores amigas normales, es más, nos llamábamos mejores amigas quizás porque yo no tenía a nadie más. La conocía de hace un año, la echaría de menos pero por muy cruel que suene, se me pasaría pronto. Hay un dolor mayor en mí.

–Supongo. Tengo algo para ti.–Se acercó a su mochila y saco una pequeña bolsa– Ten.

La sostuve entre las manos y la abrí. En el interior se podía ver una pequeña pulsera trenzada de color verde agua y azul. –Es preciosa Eve, muchas gracias. –Le dí un corto abrazo para después colocármela.

–No es nada, un pequeño recuerdo de este año, has sido una gran amiga.




19 de Junio de 2014 – Londres ''Casa de Diana''

–¿Lo tienes todo Diana?

–Sí, podemos irnos.

–Bien, una nueva vida nos espera. –Dijo mi padre sonriendo, le devolví la sonrisa.

Tenía que alejarme del recuerdo de mi madre, dejar todo el dolor atrás.




20 de Junio de 2014 – Portland, Oregon ''Aeropuerto''

Eran las cuatro de la mañana y nuestras maletas no aparecían, llevábamos una hora buscándolas y ya estaba agotada por el largo viaje y las pocas horas de sueño.

–No lo entiendo...¡es increíble! –Pregonaba mi padre por los pasillos del aeropuerto,esto era deprimente. De repente siento una suave presión en mi hombro y me giro con rapidez. Nada.

''Qué extraño, juraría-'' Pero mis pensamientos fueron interrumpidos por la visión que tenía delante.¡Nuestras maletas! Corrí hasta ellas y las revisé.

–¿Qué harán aquí? –Me pregunté en voz alta. Mi padre se acercó a mi con una mueca de confusión en su rostro. Agarró la suya y empezamos a caminar hacia los aparcamientos.

–Eso querría yo saber, parece una broma de muy mal gusto.

–Quizás se extraviaron...–Comenté sin mucho convencimiento.

Al salir del aeropuerto el aire frío de Portland nos dio la bienvenida, me gustaba este clima. Tengo curiosidad por los inviernos aquí. Después de unos minutos buscando el coche lo encontramos y pusimos rumbo a la casa de Rosie.

Al llegar tuvimos que coger la llave de repuesto que tenía la tía Rosie escondida por las horas que eran. La casa lucía igual que la última vez que estuve aquí con siete años. Caminé por el largo pasillo hasta dar con una puerta azul, mi habitación.

La misma presión suave de antes hace que me acerque un poco más a la puerta, dejo de prestar atención a ese extraño suceso cuando veo unas letras grabadas en la madera.

''Z y D''

No recordaba de que podían ser,pasé mi dedo con cuidado por ellas y de repente, algo ocurrió. En mi mente aparecieron una serie de imágenes borrosas.

>>Una niña, creo que soy yo con siete años. Estoy riendo muy fuerte por algo que desconozco. De repente un muchacho mucho mayor que yo se acerca a mi, no puedo ver su rostro porque se encuentra de espaldas pero no parece ser alguien peligroso, es más, hace que ría más fuerte.

El mismo chico moreno toma mi mano y me lleva hasta la puerta donde empieza a hacer algo. Al apartar su cuerpo puedo ver las mismas iniciales de antes. De un momento a otro...mi madre...aparece y parece preguntarme algo, a lo que yo respondo encogiéndome de hombros y señalando el grabado. El chico ya no está.

Ella niega con la cabeza y entra a la habitación, ahora luce enfadada. Hace gestos bruscos con las manos señalando toda la habitación. Toma mi brazo con fuerza y hace que me siente en la cama. Yo empiezo a llorar.<<


Aparto la mano del grabado asustada. ¿Qué ha sido eso? Niego con la cabeza y abro la puerta. Todo está exactamente igual. Pongo mis cosas a un lado de la habitación y me siento en la cama acariciando la colcha de parches hecha por mi madre. No puedo evitarlo y los ojos me empiezan a picar,explotando en un mar de lágrimas. Me tumbo y aspiro el aroma de mi madre mezclado con el de la madera y el jazmín en busca de calma.

Sin darme cuenta los brazos de Morfeo me abrazan en un sueño profundo, no sin antes sentir, esa ya conocida, suave presión sobre mi frente simulando un beso o eso quiero creer.

Ala mañana siguiente despierto completamente arropada.

–Ha debido de ser la tía Rosie o papá. –Pienso mientras salgo de la cama, voy hacia el baño y me miro al espejo.Luzco terrible. Ojos hinchados, ojeras, los labios agrietados...menudo panorama. Abro el grifo y me lavo la cara en un intento de despertarme. Vuelvo a mirarme al espejo y detrás de mi reflejo hay una sombra negra.

Detrás...de...mi...hay...alguien...¿a-alguien...?

–¡Ahhh! –Grito con todas mis fuerzas dándome la vuelta tan rápido que provoco que mi cuerpo impacte con el cristal rompiéndolo en mil pedazos, caigo al suelo y siento unas punzadas de dolor en la palma derecha y sobretodo en la cabeza, llevo mi mano a la nuca. Sangre. Todo empieza a ser borroso. Creo poder ver a mi padre mirándome con preocupación y detrás de él esa misma sombra...¿qué era eso?

(...)

Hace unas horas que he despertado en este hospital, he hablado con mi padre y me ha explicado que me han tenido que dar unos puntos en la zona de la cabeza y que la mano se curará en unas dos semanas más o menos,solo tengo que ir cambiándome la venda cada cierto tiempo.

Rosie se fue a casa a descansar y papá está fuera, probablemente fumando...

No tengo sueño así que me levanto y voy hacía la ventana de la habitación. Está lloviendo,tormenta de verano.

Una sonrisa se asoma en mi caray una idea cruza mi cabeza.

Sin importarme nada me quito todos los cables a los que me tienen conectada y con la bata de hospital puesta salgo corriendo por los pasillos, unas enfermeras me ven y tratan de pararme pero las esquivo.

Consigo llegar a la salida y cuando mis pies descalzos tocan el asfalto mojado vuelvo a sentirme viva.

La lluvia es fuerte por lo que en poco tiempo estoy completamente empapada, mi padre que efectivamente estaba fumando. Me mira sin creerlo. Yo no presto atención, solo me sigo mojando y riendo.

La gente que pasa me mira como si estuviera loca y no me extraña, estoy tan demente desde ese día...Siento cosas raras, veo sombras raras...lloro por nada...

Mi padre pasa a mi lado y para a los enfermeros que vienen para llevarme dentro. Cuando fijo la mirada al frente hay una chica rubia mirándome mientras sonríe tensa, a su lado hay otro chico rubio también, este se inclina y le susurra algo al oído de la rubia. Ésta lo mira y le sonríe con dulzura. ¿Será su novio?

Sin decir más el chico da media vuelta y se aleja mientras que ella camina hacia mi.

–Hola. –Me dice cuando llega donde estoy yo.

–...hola. –Le respondo no muy convencida– Ummm...¿quieres algo?

Ella ríe– Oh, disculpa mi atrevimiento, soy Aisha. –Me tiende la mano y yo se la estrecho.

–Diana.

–Bonito nombre, Diana.

–Gracias.

–Oye, ¿esta situación no te parece un poco...rara? –Miro alrededor, gente mirándonos, los enfermeros en la puerta, mi padre discutiendo con uno, Aisha a mi lado tranquilamente y yo empapada y con la bata transparentando mi ropa interior. ¿Esto raro? No, que va.

Ambas nos miramos y empezamos a reír mientras vamos hacía el interior del hospital.



15 de Septiembre de 2014 – Portland, Oregon

Me encuentro en casa tumbada en el salón con Aisha a mi lado. Desde ese día en el hospital nos volvimos inseparables, era una persona muy viva, extrovertida y jodidamente persuasiva.

Mañana empieza un nuevo año de instituto, no tengo ningunas ganas pero al parecer Aisha está emocionada, no por los estudios si no por los chicos. Tiene una grave obsesión con el género masculino.

–Espero que no estemos en la misma clase que Mike, ese tío es imbécil.

–¿Quiénes Mike? –Comenté para que no se percate de mi poco interés por el tema.

–Un idiota, nadie importante. –Habla mientras mueve la mano, restándole importancia.– Bueno, ¿dejas de fingir que te importa y me cuentas que te ocurre? –La miro con asombro, en tan poco me conoce mejor que yo misma.

–No sé lo que ocurre Aisha, ese es el problema...

–¿Tu...madre?–Cómo dos palabras pueden llegar a deprimirme tanto. Aisha parece darse cuenta de mi cambio de humor y me abraza– Lo siento, ya me conoces soy idiota.

–No importa, en algún momento tendré que superarlo...tarde o temprano,no hablar del tema no hace que desaparezca.

El sonido del reloj marcando las nueve nos interrumpe.

–Bueno,debo irme. Mañana te recojo a las ocho para que vayamos juntas al instituto. –Dice mientras nos dirigimos a la puerta.

–Vale.–Respondo en mitad del abrazo que nos damos como despedida.

Una vez que estoy sola voy a la cocina a prepararme algo de cenar. A lo máximo que aspiro esta noche es a un sándwich, me encuentro inusualmente cansada. Con el sándwich y una botella de agua bajo el brazo me dirijo a mi habitación, cuando voy a abrir la puerta me fijo, como otras tantas veces, en la inscripción. ¿Quién será Z?

Siempre es la misma pregunta sin respuesta. Cada momento que veo esa puerta azules lo mismo, siempre..

No tengo sueño así que dejo la comida en el escritorio y empiezo a ponerme el pijama, cuando termino y voy a coger el plato me tropiezo y caigo al suelo.

Miro hacía atrás y no hay nada que me pudiera haber podido provocar la caída. Mi cuerpo tiembla de miedo...¿Y si es aquella extraña sombra de nuevo?

Como si ese algo que ronda la habitación supiera lo que pienso ejerce presión en mi cabeza sin producir dolor, a modo de caricia.

Una parte de mi vuelve a estar tranquila pero la otra sigue escéptica.Maldita sea, esto no es normal en ningún sentido de la palabra.

Entonces recuerdo. El día del aeropuerto. Cuando fui a entrar a esta habitación por primera vez después de diez años. Era esa misma suave presión, como la había llamado.

Armándome de valor hablo.

–¿Q-quién eres? ¿Qué quieres de mi?

Nada.

–¡No me ignores maldita sea! ¡Contesta!

-¡Diana,muchacha! ¿Qué se supone que haces? –Me asusto al escuchar la voz de mi tía que está pollada en el marco de la puerta. Por favor que no lleve mucho tiempo ahí parada, por favor.Ruego en silencio. – ¿Qué narices haces gritándole a las paredes, te has vuelto loca a caso?

–Un poco. –Susurro para mi.

–¿Qué?

–Nada,nada Rosie...solo...estaba...practicando. ¡Sí, eso! Practicando unos textos para mañana, Aisha me ha contado que en el instituto hay una clase de teatro y bueno...no sería mala idea...apuntarme.

–Oh,eso sería grandioso. Tengo ganas de verte sobre un escenario. – Espera ¿qué?

–Ah.–Eso es nuevo– Claro, claro. –Mientras hablo me acerco a la puerta y voy echándola de la habitación ''disimuladamente''.

–Son casi las doce cariño, vete a dormir. –Besa mi mejilla y se pierde entre las sombras del pasillo. No me quedo tranquila hasta que escucho la puerta de su habitación cerrarse. Cierro la mía y cuando doy un paso hacia atrás vuelvo a ''tropezar''.

–Muy gracioso...o graciosa, no sé exactamente...¿pero que mierda digo?–Me doy con la mano en la frente. Me levanto del suelo y eso tira de mi jersey como los bebés que piden atención.– ¿Quieres que vuelva tirarme...al suelo?

Un tirón.

–Lo tomaré como un sí... –Hago lo que me ha pedido eso-se va a quedar con ese nombre, eso.Soy un desastre con los nombre...- y cuando estoy tumbada en la cama, la presión se ejerce en mi cabeza hacia el lado contrario, muevo la cabeza. Mi mirada ahora está fija en la parte de abajo de la cama.

Tirón en el brazo que está al lado de la cama.

Meto la mano bajo la cama y en el fondo toco algo.

Otro tirón.

Saco lo que está debajo de la cama. Una caja.

–¿En serio? ¿Todo esto por una caja?

Golpeen la cabeza.

–Vale,vale. Que genio...

La abro y toda esta situación entre comillas, divertida, se esfuma. Una nube de seriedad y melancolía me rodea. Saco unas fotos que están dentro de la caja. En la primera somos mi madre y yo. Una lágrima moja la fotografía. Dos, tres, cuatro... Paso la foto y soy yo con Rosie. Paso unas cuantas más en las que estoy con familiares, solo quedan dos más. Son...distintas.

En la primera estoy yo en un columpio y delante de mi, empujándome a la inversa, hay un chico mayor...un chico que me recuerda ¡al del recuerdo del grabado!

Las manos me tiemblan de emoción por una posible respuesta a ese misterio, le doy la vuelta a la fotografía rápido. Nada. Mierda.

Con resignación veo la última y frunzo el ceño.¿Una mariposa?

La foto es de una preciosa mariposa azul, está totalmente fuera de lugar con el resto de imágenes. La miro un poco más, da la impresión que si la tocas echará a volar. Niego con la cabeza y la aparto del montón.

Sigo mirando la caja. Una llave y un candado. Sumamente ingenioso. Una linterna, y unos folios con garabatos. No hay más.

Sé que si sigo con todo esto tendré un fuerte dolor de cabeza durante lo que queda de noche. Así que decido cortar por lo sano.

–Suficiente misterio por hoy. –Guardo todo en la caja y la coloco en su sitio.Enciendo la televisión y me tumbo en la cama mientras como. Cuando termino me coloco los cascos y sonando de fondo Stop and Stare trato de conciliar el sueño.



No más sucesos paranormales, ni fotografías, ni lágrimas, ni mariposas azules...

--------------------------------------------------------------------

Hola, ¿cómo estáis? Espero que muy bien.

Bueno, como veréis y decía en el título estoy reeditando esta historia. La verdad es que me quede bloqueada, tenía la idea pero había muchas lagunas, así que, me he organizado y la estoy volviendo a escribir, va a estar más desarrollada o eso espero; aunque llevara dos capítulos publicados, tenía diez más guardado, el problema era que no me convencían. A medida que publique capitulo borraré los viejos.

Por cierto, la semana que viene empezaré con el trailer de SCF si alguien sabe hacerlos ¿sería tan amable de darme algunos consejos? Los booktrailers son nuevos para mi. Muchas gracias. :3

Cuando publique el segundo, fijaré un día de publicación y sin falta sacaré capítulo. Esta vez en serio.

Solo espero que os guste este nuevo comienzo y si lo hace, ya sabéis ¡votad y comentad!

Muchísimas gracias, Blue. <3

PD: Si gustáis pasaros por mis otras dos historias, me ayudaría mucho ya que las he inscrito en los Wattys2015. Gracias.

Feliz día. :)

domingo, 19 de julio de 2015

''N-O''

Esto es estúpido.
Un bache en el camino.
El cristal con el que chocan
todos los despistados.
No sé escribir.
No me mientas.
Lo sé.
¿Esto qué es?
¿Un poema raro?
Sin rimas.
Ni pareado.
Nadie ve.
Nunca entienden.
Una ''N''.
Después ''O''.
Repite.
Uno,
dos,
tres.
Aprendimos a contar.
Nunca será sí
aunque camines de espaldas
Evitando mi cara.
Una ''N''
con ''O''.
¿Sabes lo que forman?
Exacto.
No.

Blue. @ElDiarioDeBlue


sábado, 18 de julio de 2015

#Wattys2015

¡Hola querid@s lectores!
Esto no es una nueva entrada ni nada por el estilo, solo quería informaros de algo.
Como dice en el título y como muchos sabréis se celebran los #Wattys2015 y en un ataque de locura o algo parecido decidí inscribir dos de mis historias a ellos. Éstas son:

Red Dress

http://w.tt/1HGVpGd

''Mis comillas y tus puntos suspensivos...''

http://w.tt/1Vf54x5

¿Qué hacer para votar? -Si os gustan las historias-

En twitter solo tenéis que poner el enlace de la historia que queráis y el hashtag #mywattyschoice
Podéis votar todo lo que queráis.
Para informaros mejor solo id a Wattpad y buscad:

Muchas gracias a todos y por supuesto, ¡suerte a los participantes!

Un fuerte abrazo, Blue. <3

Cuando pienso...

"Cuando pienso en ti,
pienso en las estrellas.
En el misterio de la noche.
Cuando pienso en ti,
las sombras desaparecen.
La luz ilumina cada rincón,
dejando sin escondite a los monstruos.
Cuando pienso en ti,
solo queda amor.
Ni una sola palabra más.
Amor.
Cuando pienso en ti.
A lo lejos escucho
a las olas cantar.
Sin sirenas ni barcos.
Solo la mar
y su infinita infinidad.
Cuando pienso en ti,
dejo de pensar.
Me sumerjo en tus ojos,
donde quiero dejar de respirar.
Y quizás morir,
morir ahogada,
ahogada en ti.
De ti.
Por ti."

Blue. @ElDiarioDeBlue


Ausencia permanente

El tiempo no ha pasado
pero si lo ha hecho.
Tu ausencia es permanente,
en ésta cama vacía
que guarda tu silueta
con un egoísmo receloso.
Y no la culpo.
¿Cómo hacerlo?
Sólo...
Sólo te fuiste.
Nunca pediste perdón,
no tenías de que disculparte.
Y a lo lejos,
en sueños,
te siento de nuevo.
En mi cama,
en mis besos.

Blue. @ElDiarioDeBlue

La intérprete

"Soy una intérprete
de sentimientos,
los míos no,
no los entiendo.
Les gusta girarse,
volverse en mi contra,
olvidarse que existo,
haciendo que olvide
mi propia existencia.
No los entiendo. 
Soy una intérprete
de sentimientos pero a los míos
nunca los siento."

Blue. @ElDiarioDeBlue


Mente incoherente

Creo que trato de justificar algo invisible que nunca entró dentro de los límites.
La última parada hacia ningún lugar...siempre preguntas "¿A dónde vas? El camino correcto es el opuesto." Y aun así, después de todo, yo sigo andando, chocando mi hombro con extraños. Dando un paso por delante del otro, haciendo eso que llaman caminar.
Lees porque así te sientes segura, la protagonista de una historia "de verdad", me arrastraste a tu fantasía y ahora mis ojos te miran confundidos.
Ellos siempre preguntan "¿En qué piensas?" Yo nunca respondo porque si lo hiciera se alejarían, quizás más de lo que ya están.
Y cuando creo que puedo tocarte te desvaneces...como una ilusión.
Tengo preguntas escondidas en palabras, las mismas que tú en el viento y siempre hacemos la carrera de quién las descubrirá primero.
Creo que pienso en invisibles, en sinsentidos abrumados por la lógica, en un día despertar y no encontrar los bordes de la cama y así, mantenerme suspendida en un estado de falsa calma.
Con un siempre en la boca y un nunca en la mirada.

Blue. @ElDiarioDeBlue


Tú nunca...yo, no

Te miro pero...no te veo.
Me busco y sin embargo nunca me encuentro.
Estoy esperando a que decidas que hacer, siempre esperando, alejada.
En algún momento tomé distancia, tú nunca volviste a acercarme...solo era una niña.
Estaba tan cansada de llorar y tú solo conocías la manera de hacerme caer incluso estando en el suelo.
Lo siento si hoy no descuelgo el teléfono y te llamo.
Lo siento si hoy no quiero sostener tu mano.
Lo siento si decido dejar de ser la hija que un día tuviste.
Lo siento...por no sentirlo como debería hacerlo.
Quizás nunca debiste volver después de tanto tiempo.
Se me hace difícil no mirarnos desde el ojo ajeno y observar lo rotas que están mis sonrisas, el destello brillante del llanto en mis ojos, la necesidad de correr que tiene mi cuerpo...todo eso de lo que tú nunca te das cuenta...estando delante.
Se me olvida que ya no nos conocemos.
Tiendo a juzgarte y por desgracia no suelo equivocarme.
Hablas en tonos altos mientras yo busco un escondite para mantenerme a salvo.
Irónico protegerme.
Esto es un mundo lleno de débiles que se hacen los valientes hasta que les toca dar un paso al frente, y ante ti lo único que hago es retroceder, llámame cobarde, yo también lo suelo hacer.
Tu sangre corre por mis venas.
Tus marcas están en mi rostro.
Mis ojos tienen el color de los tuyos.
Pero hija...no. 

Blue. @ElDirarioDeBlue